Mi voz escrita

3… 2… 1… ARRANCANDO



Día a día, vamos haciendo nuestro camino, nuestro viaje.

Siempre mirando hacía delante, aunque a veces necesitemos ir hacía atrás para coger impulso…
Mirando también a un lado, y luego al otro, para ver quién nos acompaña o a quién cogemos de la mano…
Mirando hacía abajo, para comprobar cuánto de fértil es la tierra que pisamos, y su grosor…
Y miramos también hacía arriba, para recargar energía, buscando la luz del sol, cerrando los ojos y dibujando una sonrisa…
Full battery!  

Pero otras veces, apetece pararse. Entonces te paras. Y te sientas.

Te pones a pensar. Y el momento toma una trascendencia vital.
Te invade una claridad tan rotunda y voluptuosa que podrías tocarla.

¿Te ha pasado alguna vez?  

Y aquí me encuentro hoy, frente a este espejo… mirándome… mirándote… invitándote a pasear conmigo… Y caminaremos hacía delante… Tocaremos la tierra que pisemos agradeciendo sus frutos… Recargaremos energía, buscando el sol y las estrellas…

Y de la mano, descubriremos las sonrisas que nos brinda la vida…

Un abrazo

2 Comentarios

  • Sepp

    Sin lugar a dudas, este blog es de los que te hace pensar que la vida está llena de momentos plagados de sonrisas. Me quedo con esta sonrisa serena de una mujer bella.

    • Carme Herrera

      Muchísimas gracias por tus palabras Sepp, me alegro que tú también pienses que estamos rodeados de sonrisas, algunas que se ven a simple vista y otras que hay que descubrirlas.
      Disfruta de todas ellas.
      Un abrazo muy fuerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *