DESAYUNO EN DOMINGO

Él frente a ella.
Ella frente a él.

Domingo.

Una cafetería.

Un desayuno.

Él frente a ella.
Ella frente a él.

Él lee el periódico.
Ella,
contempla la gente pasar,
como a su vida.

No se hablan.
No se miran.

Él frente a ella.
Ella frente a él.

Sentados, juntos.
Les separa una mesa.
Les distancia un abismo.

Él frente a ella.
Ella frente a él.

Y yo frente a ellos.

Les observo,
desde otra mesa.

Tú aún no has llegado.
Te espero.

Pienso en ti,
en nosotros,
y sonrío,
porque
algunos
para hablar,
nos basta
con mirarnos.

by K

2 Comentarios

  1. Roraima Agreda

    Muy hermoso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.