Scroll to Content

No sé por qué, pero los países asiáticos, nunca estaban en mis prioridades a la hora de elegir un destino.
Como muchas cosas en la vida, que no te atraen o crees que no te gustan, hasta que las pruebas… pues eso me ocurrió con Asia.

Mi primer viaje al continente, fue a Bali.
Tengo que confesar, que fui después de la insistencia de unos amigos que conocían muy bien el país y también me conocían lo suficiente para saber, que el país me enamoraría. Ellos se iban a pasar un mes y decidí apuntarme a la aventura con ellos.
¡Qué maravilla!

Lo primero y lo que más me impresionó de este país, es que en cualquier rincón estaba rodeada de color verde.
Verde de naturaleza… verde de calma y tranquilidad… que se va amenizando con una fina lluvia prácticamente a diario.

Luego, con el paso de los días, a parte de esos paisajes de interminable verde, también me quedo con su gente… con su amabilidad, hospitalidad… y su eterna sonrisa…

Lo que más recuerdo de mis visitas a Bali, son los paseos por las calles de Ubud, tan a gusto, como si llevara allí viviendo toda la vida… y la paz interior que sentía desde mi habitación, con mis ratitos de escribir o leer en esas tardes de lluvia, con vistas a una frondosa vegetación tras una fina cortina de agua que le daba todavía más vida a ese verde que estaba por todas partes…

Me encantó tanto el país, que tardé menos de un año en volver…

Si quieres, aquí puedes ver más fotos de la galería de Bali y fotos de sus gentes con su encantadora sonrisa.


Jordania fue mi siguiente país en Asia y esta vez, no dudé tanto en apuntarme.
Me fascina el desierto, la cultura árabe y las ruinas arqueológicas, así que estaba asegurado que Jordania iba a ser una gran aventura.

A parte de la estada en el desierto de Wadi Rum, porque en el desierto siempre soy feliz… el momento más mágico, fue en Petra… en la maravillosa Petra.
Cada rincón de Petra es memorable… pero me quedo con ese paseo a pie entre paredes erosionadas, que te van acompañando de forma pausada, hasta encontrarte de bruces con la impresionante Puerta del Tesoro…