No sé qué me ha dado este año, pero yo sigo tarareando el “Voy a quedarme”…

El pasado fin de semana se celebró Eurovisión, el festival anual europeo de música.
A poco que te guste la música, el show, el brilli brilli, los modelitos rarunos y los idiomas… es un festival que no te defrauda.

Otra cosa es el resultado de las votaciones.
Algunas veces discrepo bastante, como este año. No me gusta nada la canción italiana ganadora con ese rock bastante durillo. Sí, lo sé, es diferente… y me dirás lerda, pero yo es que soy más fan de los delfines bailando del Sergio Dalma.
Mi preferida este año era Francia con su magnífica “Voilà”. Suerte que al menos quedó segunda.

¿Y España? ¿Pero qué nos está pasandoooooo?


Qué lejos estamos de aquel tiempo que ganábamos hasta dos años consecutivos como con Massiel y Salomé, o rozábamos el primer premio como con Karina, Mocedades, Betty Missiego o Sergio Dalma…
¿Y esos grandes como Raphael o Julio Iglesias? ¡Madre mía! Ya una ni se acuerda, que ellos también concursaron cuando eran (muy) jóvenes.

Calla, callaaaaaa de todo lo que me estoy acordando…. ¿y ese “Lady Lady se pinta los ojos de azul”, cuando entonces eso era lo más top en Make up?… ¿o ese “Él” de Lucía con su “Ven, tengo libre de ocho a diez, nos podemos divertir y tomarnos unas copas”?
Vamos, no me digas…
No sé tú, pero con ese nivel de canciones, yo cantaba y hasta hacía coreografías, con las compis del colegio a la hora del patio.
Una, que ya tiene una edad…


La última vez que tuvimos un puesto digno dentro de los cinco primeros, fue con los chicos de Operación Triunfo y su “Europe’s living a celebration”, que aunque no dominaran mucho el inglès, consiguieron un magnífico quinto lugar en el 2002 y audiencias históricas. Luego vino Beth que obtuvo el octavo lugar con su “Dime” (que yo he bailado hasta el disloque de cadera)… y después Pastora Vega y Ruth Lorenzo con un décimo puesto.

Pero el resto… los últimos años… estamos en los últimos puestos.

Podríamos pensar que los chicos de OT, nos dan buena suerte, pero va a ser que no, porque con la discotequera Soraya y los cándidos Amaia y Alfred, volvimos a caer en picado.

Bien es cierto que algunos años ya lo ves venir, como con Manel Navarro, pero el cañero “Say Yay!”de Barei o el tierno “Voy a quedarme” de Blas, o incluso el “Contigo hasta el final” de El Sueño de Morfeo, creo que que se merecían algo más que las primeras posiciones por debajo.
¡Ya te digo!

Y luego también tenemos las sorpresas.
Fue toda una revolución que Chikilicuatre fuera el elegido para representarnos en el certamen del 2008. Pero es que en España, somos muy del cachondeo… y encima obtuvo una posición dieciséis, cuando pensábamos que nadie nos votaría… ¡La releche!


Ya sea porque realmente las canciones españolas no gusten, o porque se premia más el show que la canción, o por otros motivos quizás más polítizados… ¡a saber!… al final lo importante es participar, ¿no?

¡Pues eso!

A mí me encanta participar en Eurovisión…. quedando con mis chicas, papel y lápiz para las votaciones… quilos de palomitas, que corran las cervecitas y venga, a votar y a echarnos unas risas… ¡qué de eso se trata!

Pues a mí este año me gustó Blas. Su canción me enternece y más aún desde que supe que se la dedicaba a su abuelita, que era como una madre, fallecida recientemente por coronavirus. Aunque quizás no es una canción ganadora, se merecía más que la posición 24 de 26.

Mi canción favorita de los últimos años es “Dancing in the rain” de Ruth Lorenzo… como ya te dije, soy más de baladas que de rock duro… jeje..
Es una balada pero con fuerza… y con esa puesta en escena sencilla pero atrayente, con esa lluvia cayendo, ese pelo mojado, ese vestidazo, ese chorro de voz… Me encanta.

Aquí te la dejo, por si quieres disfrutarla.


Venga, ahora cuéntame tú…
¿Te gusta Eurovisión?
¿Te parece justo el resultado de Blas?
¿Cuál es tu canción favorita de todos los tiempos?


Un abrazo con K de KarMa.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *